El Santo Oficio
Ángel Miguel Blanco
massiosare@msn.com

] ACAPULCO, Gro. * 28 de abril de 2014.
San-Juan-Pablo-IILa Iglesia Católica y el Estado de Guerrero están hoy de ‘manteles largos’, como dice el argot social y político.

La primera celebra la canonización de San Juan Pablo II, ‘santo’ que más protección eclesiástica brindó a decenas de sacerdotes pederastas, entre ellos al famoso Padre Maciel, sacerdote mexicano, fundador de Los Legionarios de Cristo que, pese a habérsele documentado cientos de ataques sexuales, el hoy santo Juan Pablo II siempre lo mantuvo sobre su regazo paterno, hasta que la misma congregación legionaria admitió las acusaciones y los desconoció como uno de sus legionarios, no así su benefactor beatificado.

El segundo celebra la promulgación de su nueva Constitución express, es decir, avalada al vapor, sin análisis pero sí con muchas prisas.

SIN DAÑOS A TERCEROS

Respetable canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII a iniciativa de la Iglesia Católica, aunque las Santas Escrituras indiquen que sólo el Padre Eterno puede decidir quién es santo y quién no, y nadie más sobre la faz de la tierra.

Tan cierto es este hecho que queda demostrado, una vez más, que muchos de los santos de la Iglesia Católica son canonizados por bondades humanas y milagros no acreditados. Pero ‘cada quien su santo’, dice el dicho. Y ‘el respeto al derecho ajeno es la paz’, dijo Benito Juárez.

En contraparte, no tan respetable la promulgación de una nueva Constitución Política de Guerrero, analizada y avalada por una Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos del Congreso integrada, en su mayoría, por individuos sin escrúpulos, faltos de calidad moral y principios, además de quebrantadores deliberados de la ley, así como por una minoría de Cabildos realizados al vapor (express), como si el análisis de las reformas constitucionales fueran palomazos a la ligera o trámites de programas sociales sin interés.

Vergonzoso, también, que un gobernador preocupado más por darle salida a su agenda gubernamental, plagada de acciones públicas pomposas y para la foto, haya permitido que menos del 50 por ciento de los ayuntamientos (81) que constituyen el Estado Libre y Soberano de Guerrero sean quienes avalen una nueva Constitución ‘a priori’ a las preferencias de algunos y ‘posteriori’ para la clase jodida de siempre, la que sirve de ‘conejillo de Indias’ de las leyes que se promulgan.

Está bien que la ley señale que basta con que 45 municipios estén de acuerdo con las reformas para promulgar reformas a nuestra Constitución, pero ¿como saber que las reformas avaladas serán realmente justas y de beneficio para todos, si –lamentablemente, con mayúsculas y en negritas y los puntos sobre las íes– quienes las avalaron, es decir, la mayoría de los miembros de los Cabildos y el Congreso, ni siquiera cursaron primaria o secundaria, y en el peor de los casos, aún existen diputados y regidores que ni siquiera saben leer o escribir y hasta desconocen el contenido del Bando de Policía y Buen Gobierno, para no exigirles tanto a estos señores con el conocimiento básico de lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Código Penal Federal o el Reglamento de Tránsito, ¡por lo menos?

A esto me refiero cuando considero (muy a título propio) que debiera existir más seriedad con respecto a quienes se confían la validez de las reformas y promulgación de nuestra Constitución?

Obvio, cada quien tiene su punto de vista, pero tratándose de asuntos de estado, debería existir más solemnidad y respeto… ¡digo!

LOS AVALADORES

Para quienes desconocen quienes fueron los cabildos que con seriedad o a la ligera se tomaron la molestia de aprobar –imagino que después de analizar– las reformas a nuestra Constitución, dejamos a continuación el listado oficial emitido por la propia Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos del Congreso, encargada del proceso de las reformas constitucionales a nuestra Carta Magna estatal, desde el 27 de octubre del 2012:

«Acatepec, Chilpancingo, Petatlán, San Miguel Totolapan, San Marcos, Ometepec, Cuetzala del Progreso, La Unión, Zihuatanejo, General Helidoro Castillo, Cuetzala del Progreso, Tecoanapa, Xalpatláhuac, Tlalchapa, Copalillo, Buena Vista de Cuéllar, Tixtla, Arcelia, Coyuca de Benítez, Atoyac de Álvarez, Pilcaya, San Luis Acatlán, Copala, Atlamajalcingo, Quechultenango, Iguala, Olinalá, Atenango, Ayutla, Zirándaro, Huitzuco, Taxco, Mochitlán, Xochistlahuaca Cutzamala, Marquelia, Florencio Villarreal, Atlixtac, Mártir de Cuilapan, Cuajinicuilapa, Leonardo Bravo, Malinaltepec, Chilapa, Azoyú, Tecpan, Tlapa y Acapulco», que emitió su voto apenas 72 horas previas a la promulgación oficial de nuestra nueva Constitición Política.

¡Qué seridad! ¡Qué respeto solemne!

Pero alguna vez tendremos alas…

P.D. Como siempre, si ndaños a terceros.

www.efectoespejo.com