El Economista | 10 de Junio. Banco Santander México celebró este miércoles su asamblea general ordinaria y extraordinaria de accionistas, y ahí se aprobó el pago dividendos en efectivo por 3,054 millones de pesos.

Esto, luego de que, como medida preventiva para enfrentar los choques derivados de la pandemia de Covid-19, y por recomendación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en el 2020 no se pagaran.

En una comunicación enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Santander México detalló que el dividendo será distribuido a los accionistas, en proporción al número de acciones de que sean propietarios, a razón de 0.45 pesos, y será pagado el 18 de junio.

Acciones seguirán cotizando en bolsa
Por otra parte, informó que como consecuencia del cambio en las condiciones de la intención de la oferta pública por el 8.3% restante de su filial mexicana, para convertirse en una oferta pública voluntaria, eliminando como requisito la cancelación de la inscripción en el Registro Nacional de Valores, así como del listado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la discusión sobre la cancelación quedó sin objeto, y no se adoptó ninguna resolución al respecto.

“Por lo anterior, las acciones de Banco Santander México seguirán inscritas en dicho registro y cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores y en la bolsa de valores de Nueva York”, puntualizó.

La víspera, Santander adelantaba que seguirá con su proceso de compra de su filial mexicana, pero sin desligarse del mercado de valores.