Un Rapidín
] Con Ángel Irra Carceda.
» angelirracar@hotmail.com.

Caray. El ariete de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, no ha bajado el ritmo y con tenacidad se ha ubicado ya muy cerca de la gubernatura de Guerrero.

A mes y medio de la elección del seis de junio, ni sus oponentes pueden negar ese avance.

La movilidad intensa que ha impuesto a su campaña por todo el estado, por aquí, allá y acullá trasciende y se comenta.

Hace un mes muchos le daban pocas posibilidades de ganar la gubernatura, pero el escenario cambió radicalmente.
A la vez que avanzan reactivando las bases priistas y perredistas, han estado afinando ambos partidos sus estructuras y activistas electorales.

La afinación a la maquinaria se observa igual que los resultados. Propios y extraños lo admiten.

Por supuesto que tengo amigos morenistas (de MORENA, pues), y durante los últimos días ante su servidor han reconocido que cada vez ven más lejos la victoria por la gubernatura de Guerrero.

Están molestos porque en MORENA siguen pasmados, mientras que, además, con Mario Moreno siguen las adhesiones a su campaña, en las que se incluyen a algunos actores políticos que antes eran sus aliados e incluso ex precandidatos del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero, en los próximos días (el 24 de este mes) las posibilidades de Mario Moreno aumentarán, porque arrancarán campaña los aspirantes a las alcaldías por la alianza PRI-PRD, con sus compañeros de planilla.

Por lo pronto, específicamente en Chilpancingo, ser observan campañas fuertes en los distritos locales 01 y 02, así como en el 07 federal, con Fernando Calixto Cuevas, César Armenta Adame y Beatriz Vélez Núñez, respectivamente.
Los tres van sumando fuerza a la alianza. Hacen equipo y garantizan unidad en torno a Mario Moreno, y en cuatro días se les unirá Alejandro Arcos Catalán, candidato a la alcaldía de Chilpancingo.

Y en la zona norte, en el distrito 23 local, el “Viejo Lobo de Mar”, Héctor Vicario Castrejón, hace lo propio. El ex diputado local, ex diputado federal y ex senador mantiene paso firme con el firme propósito de echar a la buchaca muchos votos para su victoria y por la gubernatura.