Tercera Vía
] Ernesto Rivera Rodríguez

Se requiere de negar el «sentido común» para bajar los brazos para No volver redoblar los esfuerzos sanitarios contra la pandemia Sarc2-Covid-19, que de nuevo aparece bajo nuevas sepas más críticas y mortales, por lo que las autoridades municipales de salud en coordinación con la Mesa de Construcción de la Paz y la Salud, la alcaldesa de Acapulco Adela Román Ocampo ha vuelto a tomar acciones restrictivas en todo tipo de negocios, antros y restaurantes, con la indicación clara que el estar vacunado no representa inmunidad contra el Covid-19.

Las acciones de limpieza y sanitización son la punta de lanza de las fuerzas municipales ante la también denuncia ciudadana de la acumulación de basura y desechos que trajo consigo el relajamiento al darse el semáforo verde, que trajo una equivocada conducta de relajación de los protocolos de sanidad y seguridad de los ciudadanos, y con ello el nuevo repunte de la pandemia con la a nueva sepa «Delta» más crítica y mortal, por lo que se tuvieron que redoblar los esfuerzos por parte de la Coordinación de Servicios Públicos, bajo el mando de Juan Carlos Manrrique, además de mantener firmeza en la aplicación irrestricta de los protocolos de sanidad en las zonas turísticas y de playa, con el apoyo del sector salud municipal y las fuerzas de Seguridad.

Las nuevas restricciones impuestas por el H. Ayuntamiento de Acapulco son de ya un elemento que de nuevo obligará a cerrar todo tipo de negocios afectando de nuevo la ya de por sí muy afectada por economía local y dejar por la aplicación de los nuevos protocolos a más de 20 mil trabajadores, de acuerdo a información generada por la autoridad de la Federación Nacional del Comercio en Acapulco, con lo que la exigencia de la aplicación de la nueva normatividad sanitaria de horarios, asistencia restringida y sana distancia son con firmeza sino la única la mejor estrategia para evitar el aumento de los casos de Covid-19, que hoy ya tiene muy ocupados los principales hospitales de Acapulco.

No hay vuelta atrás, la prioridad es, evitar los riesgos, de ahí la implementación de medidas y protocolos en toda actividad, instalación de los módulos de sanitización y dónde es necesario aplicar cercos sanitarios, a fin de evitar la acumulación de ciudadanos, paseantes y vacacionistas, dónde la alcaldesa a sido clara, «es impresindible contar con la participación de todos, por qué todos somos vitales tanto para la familia como para la economía de este destino Turístico».