Un Rapidín
] Con Ángel Irra Carceda
» angelirracar@hotmail.com.

Ya solo son 21 días, a partir de este domingo, para la histórica elección del 6 de junio próximo.

El escenario para la elección para gobernador cambió radicalmente. Al principio Morena se perfilaba a la victoria, pero con una campaña intensa por todo el estado la Alianza PRI-PRD avanzó considerablemente con su candidato Mario Moreno Arcos.

Tanto, que ya están en el umbral de la victoria, con sus estructuras muy bien afinadas, porque en su travesía de proselitismo también tuvieron mucha atención en aceitarlas.

En cambio, desde un muy particular punto de vista, no he visto a la oposición, en especial a Morena, “peinar” el estado como lo ha hecho la Alianza PRI-PRD.

Por citar algunos casos, sus candidatos a las alcaldías y diputaciones en Acapulco, Chilpancingo y otras regiones como la Norte, se “arroparon”, hicieron equipo, y le garantizan ya una buena suma de votos a Mario Moreno Arcos.
Por ejemplo, en Acapulco, Ricardo Taja y Ricardo Astudillo Calvo y otros candidatos; en Chilpancingo, Alejandro Arcos Catalán, Beatriz Vélez Núñez, Fernando Calixto y César Armenta Adame, lo han hecho así.

Ni se diga en la zona Norte, donde Héctor Vicario Castrejón, candidato al Congreso local por el distrito 23, jala la carreta en Huitzuco, Iguala, Tepecoacuilco, Atenango del Río y Copalillo.

Ya estamos en la recta final. Ha quedado claro que entre los principales contendientes, unos le apostaron a la marca (Morena) y los otros al trabajo intenso de campaña por todo el estado.