Un Rapidín
] Con Ángel Irra Carceda
| angelirracar@hotmail.com.

Mientras que la candidatura del olémico Félix Salgado Macedonio continúa en vilo, las posibilidades de triunfo del candidato del PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, siguen creciendo.

La cancelación del registro de la candidatura de Félix Salgado, no es culpa del Instituto Electoral Nacional (INE).

De ninguna manera. Félix Salgado debería reclamar eso a los responsables de este tema en su partido, Morena.

Debido a lo anterior, les guste o no ha perdido mucho tiempo en este periodo de campaña. Tiempo que sí ha aprovechado la alianza PRI-PRD.

Y a eso súmenle la división en las entrañas de Morena, con las imposiciones de candidatos, tema en el que también muchos morenistas culpan al propio Toro.

Además, se advierte un voto cruzado entre los morenistas, culpa de todo el “desgarriate” que armó el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, con la definición de candidatos, en todo el país.

Y así, mientras que en Morena siguen en la indefinición de su candidato a la gubernatura, Mario Moreno continúa recibiendo adhesiones a su candidatura.

Lleva semanas sumando fuerzas de actores importantes de partidos y de organizaciones sociales.

Creo que, quienes le apostaban a una derrota anunciada de la alianza PRI-PRD, en estos momentos ya están preocupados.

Morena sigue siendo una marca político electoral fuerte. Pero en la boleta ya no estará AMLO. No es el 2018.

Faltan casi ocho semanas para la elección. Morena sigue sin candidato, y la alianza PRI-PRD continúa avanzando. Y en esta semana recibirán más adhesiones.

Así el escenario. Así los hechos.