Un Rapidín
] Con Ángel Irra Carceda.

Fue firmado con bombo y platillo entre el presidente AMLO y gobernadores. Bueno, algunos.

La firma de este “Pacto” fue a convocatoria del propio presidente.

Pero, disculpen, por favor, el señor AMLO lo pisotea, lo viola a diario.

Se burla de los gobernadores que acudieron a firmarlo y del árbitro electoral.

Durante años el presidente AMLO denunció públicamente la intromisión del gobierno en los procesos electorales. Fue una de sus banderas en sus permanentes campañas.

Sostiene a diario que no es igual que los anteriores gobernantes, pero realmente se comporta igual o peor.

“No mentir, no robar, no traicionar”, son sagrados postulados de AMLO.

Pero, está visto, que para él (para AMLO) son como los llamados a misa.

Y, además, se ocupa más de los asuntos electorales, que de la tragedia que ha cobrado 25 víctimas mortales (muertos), en la Línea 12 del Metro de la CDMX.

Su servidor lo entiende. A toda acosta pretende minimizar la tragedia y el gran dolor de las familias de los muertos de la Línea 12 del Metro, porque le pega en el tema electoral.

Lo ha hecho al grado de que no acudió esa noche a la zona de la tragedia, y ni siquiera en las horas siguientes, lo que sus antecesores SÍ hubieran hecho.

Y la causa es simple. Quienes están involucrados en ese terrible caso son sus incondicionales, equipo de su proyecto político.

Prometió AMLO: «Les aseguro que no habrá impunidad en ningún caso».

Hasta esta noche de miércoles 5 de mayo, se contabilizaban 25 muertos en la tragedia de la Línea 12 del Metro.
Y todos, entre sí, se siguen protegiendo con la misma cobija.

Y, mientras, ¡las familias de esas 25 personas siguen llorando a sus muertos!