Tercera Vía
] Ernesto Rivera Rodríguez

«Hay quienes buscan la verdad, otros buscan la opinión».
]
Platón

La política de Desarrollo Social en Acapulco a tomado un nuevo rumbo después de la desaguisada oportunidad que tuvo Milli Ramírez, que sólo busco los reflectores de su partido y los aplausos del respetable, amén de su incursión en un supuesto movimiento de izquierda denominado CTM progresista, como rémora de Morena.

Le quedó a deber a quien le depositó su confianza, la alcaldesa Adela Román Ocampo, y al propio pueblo de Acapulco. Buscó congraciarse con la opinión pública y no con la realidad de su delicada función, hoy en poco tiempo la Secretaria de Desarrollo Social del H. Ayuntamiento de Acapulco, al frente de la cual el secretario Silvestre Arizmendi Torres le ha dado una vuelta de timón con las riendas aplicadas a una verdadera tarea de entrega y compromiso con los acapulqueños.

Ninguna circunstancia ha detenido el trabajo, cuando otros funcionaron desde la calida protección de lo que hoy se conoce como «office home», desarrollo social del H. Ayuntamiento de Acapulco ha sido promotor de participación ciudadana en los mas insanos meses de la pandemia del Sarc2-Covid-19, que azotó el país, el Mundo y nuestro estado, abriendo en Acapulco vías de comunicación, de entrega de insumos de protección como despensas y diversos materiales para el mejoramiento de viviendas.

La visita del subsecretario de Gobernación Federal, Rabindranath Salazar Solorio, además de ser para revisar el avance de los programas oficiales, reafirmar el compromiso para construir la paz en el Puerto, fue un tácito reconocimiento a la labor que viene realizando en conjunto con la ciudadanía la dependencia municipal encargada de los programas que dispersa dicha institución en todo el país, registrándose en Acapulco con un alto nivel de transparencia en su ejercicio, en temas como poner en marcha acciones prioritarias para combatir la violencia y la reconstrucción del tejido social en Acapulco.