Tercera Vía
] Ernesto Rvera Rodríguez.

En la actual política guerrerense Ángel Aguirre Rivero se cuece aparte, el exgobernador de Guerrero por dos ocasiones, primero cómo priísta interino 1996, y posteriormente perredista como Gobernador Constitucional, mantiene la jerárquia cuyo oficio político es requerido por propios  y extraños no es de sorprendernos que en este proceso electoral sea un factor importante por no decir «factotum» en la resolución y determinación de la firma de acuerdos de la alianza PRD-PRI en Guerrero para que caminaran sobre terreno fértil estos institutos políticos ayer antagónicos.

Aunque dicha alianza a fortalecido a ambos es notorio que existen muchas fisuras políticas en todo aquello que es tejido por la capacidad y naturaleza de hombres que traen consigue escondidos intereses que según ellos son capaces de hacer trizas tan delicados equilibrios y empujar de «facto» dañinas rupturas que pondrían en riesgo la ya de por sí frágil alianza PRI-PRD.

El encuentro de Ángel Aguirre Rivero con Mario Moreno Arcos, candidato al gobierno del estado por la alianza PRD-PRI, en el mitin del inicio de  campaña de Ricardo Astudillo Calvo, cómo candidato a diputado local por el Distrito 7, el pasado domingo 4 de Abril, y posteriormente en su «terruño el Bello Nido»,  representa un firme «espaldarazo» a la alianza PRD-PRI, y aleja los barruntos divisionistas que desde las «praderas» llaman al rompimiento.

En política no hay nada mas barato que todo aquello que se compra con dinero, esto por generaciones queda comprobado, cómo el pago por el acarreo de gente a la supuesta mega marcha felixista, que resultó no serlo y afirmada por responsables de camiones urbanos contratados para entregar en efectivo a la gente de decenas de colonias que arribaron a la marcha debidamente aceitados con y en  «efectivo».

No sólo de pan vive el hombre, y más cuando a sido «cebado con manteca», por ello la gran diferencia de ver y enfrentarse ante las circunstancias políticas es abismal entre Víctor Aguirre Alcaine y Ricardo Taja Ramírez. Víctor empuja, Ricardo es empujado. Víctor es atrabancado… Ricardo es  dócil, la diferencia del discurso político ideológico es abismal. Ricardo Taja carece de ello, pero su engranaje político tiene otras afinidades, es constructor de plataformas políticas de manera natural, no se complica en redundancias, ni en ejemplos arcaicos por lo que su mensaje es directo sin confrontarse, su popularidad radica en la forma de moldear el presente con el quehacer político e igualmente llevado de la mano con el acercamiento intuitivo con el electorado.

Angel hoy se situa de manera natural en el espacio bisagra entre los antagonismos ideológicos e intereses de poder que pocos serían capaces de buscar sin demoler a las propias instituciones en su beneficio, manteniendo firme el puente de la alianza PRD-PRI… necesario más allá del 6 de Junio y cuyo blindaje sea capaz de perdurar hasta el 24…hay alianzas que han formado naciones… porqué no armar un estado como Guerrero.