Un Rapidín
Con Ángel Irra Carceda
] angelirracar@hotmail.com.

Está claro que Félix Salgado Macedonio va. Las señales así lo indican desde hace rato.

En Morena, en todos sus órganos, lo comprueban así.

Guste a no guste, es una imposición de candidato bastante clara dictada desde Palacio Nacional. Y ya saben quién manda ahí.

No soy quien para señalarlo como culpable de todo lo que le achacan.

Pero llama la atención el proceso de los órganos internos de Morena en este penoso caso.

La protección es obvia. La Comisión de Honor y Justicia de Morena está sometida.

Los datos públicos sobre su actuar así lo indican. Ubican a este órgano de Morena como simple comparsa.

Y eso, hasta ahora, ubica a Félix Salgado como candidato a la gubernatura de Guerrero.

El punto, casi seguro, es que Félix ya no avanzará en las preferencias electorales. Lo que ya tiene es su tope.

Creo, que durante la campaña por la gubernatura, acumulará una considerable baja en la preferencia ciudadana, que en estos momentos lidera.

Y enfrente, en la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos se fortalecerá. Tendrá que hacerlo ante el que ahora ya se le perfila como el “candidato más débil”.

Para esta alianza seguro habrá respaldo de facto de otros partidos políticos.

Y, también, ahí estará un buen porcentaje de potenciales votantes indecisos, a favor de la alianza PRI-PRD.

Mario Moreno seguramente ganará la gubernatura, sino es que se repite el gran fraude del 2005.

Y de eso, muchos lo saben…