Un Rapidín
] Con Ángel Irra Carceda
| angelirracar@hotmail.com.

El candidato de la Alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, avanza con paso firme en su campaña en pos de la gubernatura de Guerrero.

Del otro lado, en el establo de Morena, continúan a estas alturas sin candidato a la gubernatura.

Están a la deriva y en manos del Instituto Nacional Electoral (INE), que está próximo a decidir si finalmente se la perdonan al beligerante Félix Salgado Macedonio.

Pero ese escenario se antoja bastante difícil, pues se da por hecho que los siete consejeros que le cancelaron el registro a su candidatura, cambien su decisión.

Y más porque el polémico FSM no ha dejado de amenazar con que si no le restituyen la candidatura, en Guerrero no habrá elección y, el colmo, que por ello hasta “desaparecerá” al INE. Así, de ese tamaño, el amago del senador con licencia por Morena.

Pero mientras que FSM amenaza con quemar con leña verde a los consejeros del INE, Mario Moreno Arcos no se distrae y sigue con su campaña por todo Guerrero.

Y las adhesiones a su candidatura de actores políticos, ex candidatos a algún cargo de elección popular y dirigentes de organizaciones de todo tipo seguirán.

Otro ingrediente que fortalece más a Mario Moreno, son los candidatos a diputados por la Alianza PRI-PRD. Por la diputación federal en el Distrito 07 (Chilpancingo), va Beatriz Vélez Núñez.

Significa la suma de votos en esta coalición conocida también como “Va por México”. Tiene bien trabajado ese Distrito 07, cuenta con una sólida estructura electoral y, por el lado de Morena, no se observa tanta competencia, pues ese territorio fue abandonado por los propios morenistas y su diputado federal, de cuyo nombre ni se han de acordar los ciudadanos.

Además, Beatriz Vélez se ha coordinado muy bien con sus compañeros candidatos a diputados locales por los distritos 01 y 02, Fernando Calixto Cuevas y César Armenta Adame, respectivamente.

Todos ellos mantienen una buena campaña en sus respectivos territorios, pero también lo hacen en conjunto y, además, cuando la ocasión lo requiere realizan proselitismo al lado de su candidato a la gubernatura, Mario Moreno Arcos.

Son candidatos que han hecho buen equipo entre ellos y representan la suma de votos a Mario Moreno.

Hay voces que apuntan a que a esta campaña le falta más, pero sin embargo aún hay bastante trecho por recorrer y con el tranco que lleva será más sólida. Pero, por si fuera poco, las campañas en Morena más bien parecen de “brazos caídos”. Simple y sencillamente no se ven.