* El legendario ‘doble de riesgo’ nació y creció en Puerto Marqués,  ha participado en 260 películas como Stuntman, «Hombre de piedra», doblando en escenas a actores de talla mundial como Paul Belmondo, Steve McQueen, Paul Newman y a varios actores que hicieron al Agente 007, James Bond

» Fulgencio Ramírez Lozano.
] ACAPULCO. * 25 de noviembre de 2021.
) Mundo21.

Hablar de Bernabé Palma Román es hablar de un orgullo de los marquesanos y acapulqueños, aunque poco se le reconozca en su terruño y más en el extranjero por ser un actor especializado en doblar a otros actores en escenas peligrosas, siendo llamado Stuntman o «Hombre de piedra».

Bernabé Palma Román | Stunman de Puerto Marqués.           ] Foto: Fulgencio Ramírez / Mundo21.

Bernabé, quien nació en junio de 1944 en Puerto Marqués, no niega haber sido lanchero; cuenta que la oportunidad de ser actor se dió en 1963 cuando se filmó la película «El ídolo de Acapulco», con Elvis Presley.

Con un lenguaje sencillo y hasta coloquial, señaló haber doblado en escenas a actores mexicanos como Andrés García, Jorge Lucke, La India María y a los hermanos Mario y Fernando Almada; también a Paul Belmondo, Steve McQueen, Paul Newman y a varios actores que hicieron al Agente 007, James Bond.

Su actividad como Stuntman se ha valorado en el mundo, al grado que ha recibido muchos premios y reconocimientos; «apenas le acaban de dar uno en Houston y al parecer, me harán otros aquí, en Acapulco», señaló.

Se le cuestionó si sentía tristeza porque en Acapulco, en Guerrero y en el país no se le renocozca como un artista de primer nivel, de primer mundo, mientras que en otros países si es reconocido», precisó que nadie es profeta en su tierra, «pero la justicia ciudadana está haciendo lo posible porque se le reconozca».

Dijo que la película «Titanic», realizada por James Cameron en 1997, y la telenovela «El Maleficio», del actor y productor Ernesto Alonso, han Sido sus mejores trabajos actorales, de los que guarda gratos recuerdos.

Reconoció que su actividad de Stuntman es difícil y muy complicada, misma que le ha dejado infinidad de fracturas y ha estado al borde de morir, sin embargo, no se arrepiente, al contrario, se dice agradecido.

Asimismo, se considera pionero en el doblaje de escenas en programas de televisión, lo que a sus 77 años de edad, agradece por ser quien abrió brecha en el séptimo arte

Finalmente, dijo que Acapulco está retomando un nuevo auge después de la pandemia, además de que Acapulco es Acapulco».