José De Bastos
] EUROPA * 16 de mayo.

Luego de una jornada de protestas en distintas ciudades de Brasil este jueves, el Presidente de la FIFA Joseph Blatter admitió el viernes que la población en el país sede está un poco descontenta con el evento.

En una entrevista con la cadena de televisión suiza RTS, Blatter señaló: «Los brasileños están un poco descontentos porque se hicieron muchas promesas. Brasil es la sexta economía del mundo y, por eso, el señor Lula, cuando estaba en la presidencia, dijo que el país iba a mejorar (…) Esa sociedad que Lula quiso crear se separó un poco» de lo que pensaba, afirmó el máximo jerarca del fútbol mundial.

El suizo indicó, sin embargo, que una vez comience a rodar el balón el 12 de junio la fiebre por el deporte rey va a invadir al país.

El jueves, en un encuentro con periodistas deportivos, la Presidente de Brasil Dilma Rousseff dijo que los máximos dirigentes de la FIFA eran un peso, aunque también aseguró que una vez inicie la Copa el país lo va a disfrutar, reseñó el diario Folha de Sao Paulo.

Durante su entrevista con la cadena RTS, Blatter también dio unas polémicas declaraciones sobre la Copa del Mundo de 2022, a disputarse en Qatar. El dirigente dijo que había sido un error elegir a ese país para disputar el evento en verano. «El reporte técnico de Qatar dijo claramente que era muy caliente pero el Comité Ejecutivo, con una amplia mayoría, decidió de igual forma jugarlo en Qatar».

Blatter negó que el petro-Estado haya comprado la elección para ser sede del Mundial, pero admitió que se le concedió «por consideraciones políticas».

] UPI