VENECIA, Italia. * 1 de septiembre de 2021.
) AP.
La esperanza por el futuro del cine estaba en la mente de muchos cuando el Festival Internacional de Cine de Venecia comenzó el miércoles en el Lido.

Frente a la variante delta del COVID, y los desafíos que enfrentó la industria cinematográfica mundial el año pasado, la 78va edición del festival más antiguo del mundo regresa con precauciones para celebrar lo mejor de lo que se avecina en el cine de directores debutantes y veteranos como Jane Campion y Pedro Almodóvar.

“Tengo la sensación e impresión de que todos están dispuestos a volver, listos para empezar de nuevo, listos para estrenar las películas que se quedaron en la estantería durante dos años”, dijo el director del festival Alberto Barbera a The Associated Press. “Y la esperanza es que la audiencia regrese a los cines, que es la mejor manera de ver una película”.

Aunque es un partidario de la experiencia cinematográfica, Barbera también ve lo bueno del streaming y nuevamente presenta varias películas de Netflix en el festival, incluida “The Power of the Dog” (“El poder del perro”) de Campion.

“Todos sabemos que después de la reapertura la situación será completamente diferente a la del pasado. Las plataformas (de streaming) están para quedarse, el cine, las salas de cine, no desaparecerán”, dijo Barbera. “Pero nos enfrentaremos a una especie de sistema doble… cines y plataformas”.

“Creo que es una gran oportunidad para la audiencia y también para los cineastas porque significa mucha inversión en términos de producciones”, añadió. “Ya nos estamos ajustando a esta enorme cantidad de dinero que llega a la industria del cine en todas partes. Es un buen momento para el cine. Nunca ha sido tan vital”.

Bong Joon Ho, el director ganador del Oscar de “Parasite” (“Parásitos”) que preside el jurado principal, dijo que el año pasado “fue una prueba que mostró la fuerza vital del cine”.

“Los cineastas la pasaron muy mal el año pasado”, dijo Bong en una conferencia de prensa el miércoles. “No creo que la historia del cine pueda detenerse tan fácilmente. El COVID pasará, y el cine continuará”.

Como jefe del jurado, que incluye a la ganadora del Oscar Chloé Zhao y a la actriz Cynthia Erivo, Bong y sus compañeros tienen la gran responsabilidad de decidir qué película se llevará a casa el codiciado León de Oro, que ha lanzado películas a la gloria del Oscar. La ganadora del año pasado fue “Nomadland” de Zhao, que terminó ganando mejor película y dirección.

Algunas de las películas y cineastas más destacados que compiten por el premio este año incluyen “The Power of the Dog”, Paolo Sorrentino con “È stata la mano di Dio” (“Fue la mano de Dios”), Paul Schrader con “The Card Counter”, Almodóvar con “Madres paralelas”, Maggie Gyllenhaal con “The Lost Daughter”, Ana Lily Amirpour con “Mona Lisa and the Blood Moon” y Pablo Larraín con “Spencer”. Son 21 películas en competencia.

“No siento que tenga que haber algún tipo de criterio para juzgar”, dijo Bong. “Se trata de respetar los gustos de todos, que podrían ser todos diferentes… Estamos listos, creo. Estamos listos para luchar”.

Entre otros miembros del jurado están el documentalista rumano Alexander Nanau (“Colectiv”), la actriz canadiense Sarah Gadon (“Enemy”), la actriz franco-belga Virginie Efira (“Elle”) y el director italiano Saverio Costanzo (“Hungry Hearts”).

El festival fue uno de los únicos en intentar un evento presencial en 2020. Este año habrá más gente, pero los invitados están sujetos a controles y verificación de vacunación o pruebas de COVID-19 negativas. Los cines operan al 50% de su capacidad y todos deben usar mascarillas en espacios cerrados.

“Espero que esta sea realmente la reapertura que no tuvimos el año pasado debido a la segunda y la tercera ola (de coronavirus) y así sucesivamente”, dijo Barbera. “Será aún más seguro y confiable que el año pasado”.

El Festival de Cine de Venecia transcurre está previsto hasta el 11 de septiembre.