] Oxford, USA. * 11 de Julio.

Un nuevo descubrimiento hará posible crear píxeles de apenas unos pocos cientos de nanómetros de diámetro que abrirán el camino hacia pantallas flexibles delgadas de alta resolución y bajo consumo energético, para aplicaciones como gafas “inteligentes”, retinas sintéticas y grandes pantallas plegables.

Un equipo dirigido por científicos de las universidades de Oxford y Exeter en el Reino Unido ha explorado la conexión entre las propiedades eléctricas y las ópticas de materiales que pueden cambiar de un estado amorfo a otro cristalino. En su investigación, han encontrado que situando una capa de siete nanómetros de grosor de uno de estos materiales entre dos capas de un electrodo transparente, es posible usar diminutas corrientes para “dibujar” imágenes dentro de la estructura.

Inicialmente, las imágenes fueron creadas utilizando un microscopio de fuerza atómica, pero el equipo siguió trabajando para mejorar el sistema,  y consiguió demostrar que tales “apilamientos” diminutos pueden ser convertidos en prototipos de dispositivos parecidos a píxeles. Estos “nanopíxeles”, de un tamaño de apenas 300 por 300 nanómetros, pueden ser eléctricamente encendidos y apagados a voluntad, creando los puntos de color que conformarían la base de una tecnología de pantallas con resolución extremadamente alta.

Si bien el trabajo se halla en sus primeras fases, el enorme potencial de este nuevo campo que acaba de ser abierto por el equipo de Harish Bhaskaran, del Departamento de Materiales de la Universidad de Oxford, está repleto de posibles aplicaciones.

Dado que las capas que conforman estos nuevos dispositivos pueden ser depositadas como películas delgadas, eso permite incorporarlas a materiales flexibles muy delgados. Bhaskaran, Peiman Hosseini de la Universidad de Oxford, y David Wright de la de Exeter, ya han demostrado que la técnica funciona con hojas flexibles, de alrededor de 200 nanómetros de grosor, del material conocido con el nombre comercial de Mylar. Esto las hace potencialmente útiles para gafas “inteligentes”, pantallas plegables, pantallas incorporadas en parabrisas de vehículos o en ventanas, e incluso retinas sintéticas que imitan las habilidades de las células fotorreceptoras en el ojo humano.

] Noticias de la Ciencia