Un Rapidín
] Con Ángel Irra Carceda.

En Chilpancingo, los ediles del Ayuntamiento son otro “pedocles”.

No cabe duda, son una cosita de otro mundo. Con partes íntimas más delicadas que las de un bebé, supongo.

Demandan sanitarios privados. Sí, solo para ellos en el área que les corresponde a los integrantes del Cabildo.

En serio. Fuera, fuchi caca a los trabajadores. Que se vayan a otro lado, retorciéndose las “patitas” a hacer sus necesidades. ¡A la jija!

Esta exigencia de los regidores ya la notificó la secretaria general del Ayuntamiento, Xóchitl Heredia Barrientos, al área de Servicios Generales y Mantenimiento, para los efectos conducentes.

Tienen que cambiar la chapa de la puerta de los sanitarios privatizados para los ediles y, además, entregar a la voz de ya sus respectivas llaves, para entregarlas a súper honorables ediles.

Que vivan los nuevos tiempos. ¡A cagarla a otro lado!