] ACAPULCO. * 24 de abril de 2021.
| Especial.

Ricardo Taja Ramírez inició campaña con un anuncio bien recibido por los acapulqueños: “Borrón y cuenta nueva” en agua potable e impuesto predial.

La idea, propia de su aliado ex petista Genaro Vázquez Flores, cobra impacto en aquellas colonias donde la actual administración tiene en el completo abandono el suministro de agua potable y otros servicios difíciles de cubrir, como el predial, por la precaria economía de las familias que cohabitan dichos sectores.

De igual manera, el candidato de la coalición PRI/PRD a la presidencia de Acapulco hizo el compromiso de otorgar 30 por ciento de descuento en licencias de conducir a transportistas durante los tres primeros meses del año y apoyarlos en la conversión de la gasolina a gas para la mejora de su economía familiar.

Tajara Ramírez se autodenominó  un hombre comprometido con su esposa, con su familia y ofreció dotar de servicios públicos eficientes a Acapulco, así como todo su apoyo a las mujeres, a la dignificación de la policía y a la igualdad de género.

 “Hoy comienza el camino a la victoria” para la recuperación de nuestro Acapulco, suscribió el candidato, quien se hizo acompañar de su esposa, Nancy Venegas de Taja, y su suplente a la presidencia municipal, Digna Marroquín.