CIUDAD DE MÉXICO. * 29 de junio de 2021.
) Conade.

Motivada y con la emoción de debutar en los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón, es como se declara la gimnasta Rut Castillo Galindo, quien hace unos días logró su clasificación a la máxima justa deportiva al obtener el primer lugar del all around en el Campeonato Panamericano de Gimnasia Rítmica, que se realizó en Brasil.

“Me siento muy honrada y orgullosa de ser yo quién represente este hecho histórico para nuestro país y para mi deporte; estoy muy contenta y motivada para hacer un buen papel en Tokio 2020”, aseguró.

Castillo Galindo, compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) que la plaza a Tokio 2020 significó “el momento más importante y más feliz de su vida”, pues, dijo, tuvo que esperar 20 años para que el sueño olímpico se cumpliera.

“Era algo que yo siempre había querido en mi carrera profesional como gimnasta, lo siento como un logro de vida, para mí es el momento más importante y feliz de mi vida, hasta ahora, porque hice algo con lo que soñé mucho, con lo que aspiraba, llevo 20 años en la gimnasia”, expresó.

La jalisciense espera que esta plaza histórica que se consiguió en la justa continental sirva de motivación para las nuevas generaciones de la gimnasia rítmica, así como un impulso para que este deporte tenga mayor proyección a nivel internacional.

“Que se vea a México en unos olímpicos por primera vez, en gimnasia rítmica, puede resaltar mi deporte; servir de ejemplo para todas esas niñas que a lo mejor tienen este sueño olímpico, y que vean que yo ya lo pude cumplir, pueda servir de inspiración y motivación”, destacó.

Luego del complicado año que fue 2020, debido a la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (covid-19), la gimnasta tuvo que superar algunos obstáculos, entre ellos la desilusión por la posible cancelación de los Juegos Olímpicos y el quedarse sin entrenadora, hecho que la hizo pensar en el retiro.

“Tuve muchos momentos donde perdí la motivación durante la pandemia, yo decía: ya no voy a seguir porque por un lado decían que ya no se harían los juegos y por otro nos quedamos sin entrenadora; pero hoy agradezco el no haber tirado la toalla, esa perseverancia y esa resiliencia de saber que se puede seguir adelante y no renunciar a los sueños, nunca”, dijo.

Para lo que será su debut en Tokio 2020, la seleccionada adelantó que presentará las mismas rutinas que ejecutó en el evento continental de Brasil, sin embargo, al lado de sus entrenadoras realizará algunos ajustes.

“Las rutinas van a ser las mismas, porque estamos a nada de Tokio y no tiene caso moverlas, si acaso solo ajustaremos elementos muy pequeños, pero serán las mismas; lo único que cambiaré será un traje en la rutina de listón para que haga más armonía con la música, pero la preparación será la misma”.

Como parte de su preparación a los Juegos Olímpicos, que iniciarán en 23 días, Castillo Galindo contempla asistir al Grand Prix que se realizará en Israel.

“Estamos viendo la posibilidad de ir a una competencia antes de Tokio, para fogueo y presentar una vez más antes de los olímpicos, esto sería el 17 y 18 de julio, y prácticamente regresando de ese evento quedaría una semana y media de seguir entrenando en el CNAR y viajaría a Japón, porque mi disciplina es en las últimas fechas de los juegos”, expresó.

La gimnasia rítmica de los Juegos Olímpicos verá acción del 6 al 8 de agosto, en el Centro de Gimnasia Ariake, escenario donde Rut Castillo buscará hacer historia y clasificar a las finales del all around individual.