E d i t o r i a l

Sabia y oportuna la «renuncia irrevocable» del Fiscal General de Guerrero, Mtro. Jorge Zuriel de los Santos, pese a que la LXI Legislatura del Congreso local lo había designado, el 15 de mayo de 2018, «Fiscal General del Estado» por «seis años improrrogables»; es decir, hasta el 2024.

Sabia y oportuna su renuncia porque el ‘Gobierno 4T’ de los Salgado (padre e hija) no llegó al poder con buenas expectativas, sino democráticmente ilegítimo, muy enmarañado y cuestionado en aspectos jurídicos (sobre todo por los conflictos sexuales que arrastra el progenitor de la gobernadora) y con malos augurios y muchos nubarrones y tormentas calamitosas previstas durante el «sexenio en comodato» que ya comparten, desde el 15 de octubre pasado, Evelyn Salgado Pineda y Félix Salgado Macedonio.

Con un gobierno incierto y complicado desde las entrañas mismas, como el de ‘La Torita’ y ‘El Toro sin cerca’, insistentemente vinculado al narcotráfico y el crimen organizado, se ve difícil que Guerrero avance en materia de justicia, gobernanza y estabilidad social.

«A buen entendedor, pocas palabras».

Tiempo al sabio tiempo.
www.acapulco.press