* Mario Moreno presentará este miércoles ante el Tribunal Electoral federal solicitud de anulación de la elección de gobernador en Guerrero 
 
Sin daños a terceros
Ángel Blanco
] massiosare@msn.com
 
¿Hay posibilidades de que el Tribunal Electoral federal acepte y falle a favor de la solicitud de Mario Moreno Arcos en torno a la impugnación que presentará este miércoles para la anulación de la elección para gobernador en Guerrero, aún cuando la candidata de Morena ya recibió constancia de ‘ganadora’ de parte del Instituto Electoral de Guerrero?
 
A ambas preguntas la respuesta es sí.
 
Sí es factible la admisión de solicitud de anulación de la elección de gobernador en Guerrero.
 
Sí es posible que el Tribunal Electoral federal falle a favor del solicitante, a pesar de que el IEPC Guerrero ya entregó constancia de ganadora a la candidata de Morena, siempre y cuando el candidato de la alianza PRI/PRD presente elementos suficientes y probatorios que permitan al Trife emitir un fallo imparcial, al respecto.
 
¿ES CONFIABLE EL TRIFE?
 
Según los antecedentes en torno a casos similares al de Mario Moreno, sí.
 
Además, el hecho que por mayoría de votos se ratificara la pérdida de la candidatura de Félix Salgado Macedonio, ex candidato de Morena al Gobierno de Guerrero, por ‘cuestiones simples’ de gastos de precampaña, es un dato que favorece la confianza hacia la imparcialidad del Trife.
 
El 2 de octubre del 2015 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló la elección para gobernador celebrada el 7 de junio en el Estado de Colima.
 
También revocó el otorgamiento de la Constancia de Mayoría otorgada por el Tribunal Electoral de Colima a José Ignacio Peralta Sánchez, candidato del PRI/PVEM/Nueva Alianza.
 
La Sala Superior del TEPJF declaró la nulidad de la elección de gobernador de Colima y ordenó al Congreso local, así como las autoridades electorales estatales, que en el ámbito de sus facultades, y a la brevedad, emitieran la “convocatoria para la celebración de comicios extraordinarios”, después de acreditarse la “violación a los principios rectores de equidad y neutralidad en la contienda” y por la “indebida intervención de funcionarios del gobierno estatal” en las elecciones.
 
En Guerrero, Mario Moreno acusa irregularidades similares, por lo tanto, no es descabellada ni aventurada su solicitud anunciada el día lunes.
 
Las risas y vítores de los contrarios, es decir, los que ya festejan el aparente triunfo, pese a las evidentes irregularidades y parcialidades a vista de todos, deberían ser más moderadas y serenas, porque Mario Moreno está en todo su derecho legal de impugnar la elección del 6 de junio, siempre y cuando sus elementos sean suficientemente probatorios para que el TEPJF no deseche su queja y tras minuciosos análisis del caso proceda a anular la elección de gobernador celebrada en Guerrero.
 
Si el Trife fallara a favor del solicitante, también se revocaría la Constancia de Mayoría otorgada a Evelyn Salgado y entonces habría elecciones extraordinarias en Guerrero, aunque Félix Salgado, la ‘torita’ y el mismo IEPC Guerrero hicieran berrinches y se resistieran a acatar la resolución del TEPJF.
 
Así que aún no son momentos de triunfalismos para nadie, porque pruebas de las fallas en la elección Guerrero 2021 hay muchas y muy, muy evidentes, como el sospechoso congelamiento del PREP al 37.5% del conteo de las actas, por ejemplo, cuya tendencia electoral siempre estuvo a favor de Morena, así como la evidente intromisión desde Palacio Nacional a través de los famosos ‘siervos de la nación’ que coaccionaron el voto mediante el condicionamiento de los programas federales a determinados sectores vulnerables de la población guerrerense.
 
Eso sí, mejor que Mario Moreno vaya al Trife con una carpeta bien documentada… podría ser fatal que el Tribunal Electoral federal bateara la solicitud a la primera hojeada del caso.
 
Moreno Arcos dijo que no cejará en su lucha, pero toda lucha requiere de unidad y esfuerzo conjunto, por tal motivo sus seguidores tendrán que estar con él leal y pacientemente hasta el final. El ‘caso Colima’ no se solucionó de la noche a la mañana; tuvieron que pasar cuatro meses antes que el Trife emitiera la sentencia de nulidad de la elección de gobernador de Colima. Lo que significa que una vez que el TEPJF acepte la petición de Mario Moreno se tendrá que aguardar buen tiempo para su análisis y sentencia.
 
Quienes se suban al barco de Mario Moreno tendrán que mantenerse animoso y tolerar con valor las burlas y mofas de todo tipo, pero si el resultado del Trife favorece al candidato de la lianza valdrá la pena haber confiado en la máxima justicia electoral del país, sino, lo mejor será no rebajarse al nivel de los burlones y tomar con tranquilidad y sin revanchismos lo que tenga que suceder.
 

Sin daños a terceros…

 

www.acapulco.press