Tercera Vía
] Ernesto Rivera Rodríguez.

En nombre de la ambición, que no de la política, en este proceso electoral 2021 se han cometido los más grandes abusos, traiciones y crimenes No antes vistos, producto No sólo de una «sociedad liquida», sino lo peor de una «política secuestrada», la política que se nos fue entre las manos.

Quiénes ganan en este proceso Electoral 2021?, la ambición, el perjurio, la traición, la mentira y la imposición oficial. Pierde la POLÍTICA, perdió Guerrero.

En el caso de Guerrero, la política fue dejada No de lado, sino tirada, arrumbada como concepto más que inservible, un estorbo como tal, para desde la tribuna mañanera hacer y deshacer a su antojo, mandando «al diablo las instituciones», «las vamos a desaparecer» amenazándolas por no cumplir con sus caprichos, versus Félix Salgado Macedonio.

No importo el encono social, las demandas en su contra, las manifestaciones en todos los niveles, locales, nacionales e internacionales, el haber perdido la candidatura pese al berrinche de su compadre, el de los zapatos sin bolear..se impuso la impunidad oficial con la mayor de la polarización ciudadana.

El prurito del slogan No robar, No mentir, No engañar, lo han tirado por la borda no sólo de la mañanera, sino de un discurso político salido desde la máxima expresión de Morena…hasta los niveles de la desaceada 4a Transformación, de lo cual son totales responsables, porque de la trillada frase «No somos iguales», con la vuelta tuerca pasamos a realidad, resultaron peores, con los mayores titulares.

Guerrero se enfrenta a la peor de sus crisis políticas y sociales de los últimos tiempos, arrasada y arrollada por las peores decisiones políticas avaladas desde el Palacio Nacional, peor no podemos estar. El » reality show» a comenzado, la franquicia ha sido entregada.