» Fulgencio Ramírez Lozano.
] ACAPULCO. * 21 de noviembre de 2021.
) Mundo21.
La jornada nacional de vacunación contra el Covid-19 que se realizó en esta ciudad y puerto, teniendo como punto para aplicar las dosis a rezagados y mujeres embarazadas la Unidad Deportiva «Jorge campos» de Ciudad Renacimiento, fue desorganizado al grado que hubo personas golpeadas a cachazos, desmayadas por la insolación y tráfico de lugares y fichas, además de presencia de delincuentes, sin que el ningún órgano de gobierno asumiera y tomara el control de las actividades.

Aunque el gobierno municipal, estatal y federal tienen conocimiento de que había muchos rezagados en recibir una y hasta las dos dosis en contra del SARS-COV-2, los «Servidores de la Nación» mostraron su ignorancia o les faltó sentido común para organizar, controlar y atender a miles de personas que acudieron al macropunto para recibir la inoculación en contra del virus del Coronavirus.

Y es que, según datos de la ciudadanía, a pesar que algunos llegaron desde horas antes de que empezará la vacunación (9:00 horas). Los organizadores empezaron a repartir alrededor de mil 500 fichas, cuando en las filas había aproximadamente 3 mil.

Caos, tráfico de fichas, presencia de la delincuentes, dos herdos a cachazos por descontrol y acaparamiento de espacios en la formación; Guardia Nacional, Policía Municipal y del Estado, dejaron a su suerte a los que iban a vacunarse. Fueron intimidados por la tres sujetos, presuntamente, de la delincuencia organizada.

El responsable de la jornada de vacunación es el delegado del gobierno federal, Iván Hernández, quien mostró su ineptitud. La vacunación fue programada para realizarse este lunes, a las personas que tienen apellidos iniciales de la A a la N, y mañana martes, de la O a al Z.

El caos fue total cuando a las 13:20 horas personal de la secretaria de Bienestar y del Insabi ordenaron cerrar la reja de acceso a dónde se aplicaban las dosis.

Lo peor del caso es que no se respetaron los protocolos sanitarios y había mucha gente que no portaban el cubrebocas de manera adecuada.

Finalmente, los quejosos hicieron un llamado a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda para que intervenga para que la población que aún no se ha vacunado, lo haga.