] ACAPULCO. * 29 de octubre de 2021.
) Latintus.

La alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez, acusó a los medios de comunicación de causar “alarma” por la violencia en el puerto e insinuó que deben callar ante los crímenes como se hace en Cancún.

En los últimos días se han registrado ataques armados a vehículos del transporte público y asesinatos, mientras que la Central de Abastos de Acapulco fue incendiada por un grupo armado, de acuerdo con fuentes policiacas. El siniestro dejó unos 60 negocios con pérdida total, aunque no se reportaron víctimas.

Abelina López dio una improvisada conferencia de prensa frente a la entrada del Maxitúnel, donde vecinos del Fraccionamiento El Roble y la Unidad Habitacional Cuauhtémoc protestaron para exigir abastecimiento de agua.

Una periodista preguntó a la alcaldesa sobre los recientes hechos de violencia, lo que causó la molestia de los ciudadanos, que resaltaron que el tema era la escasez de agua. En respuesta, Abelina López cuestionó a la reportera: “¿Usted ama a Acapulco?”, y enseguida criticó a la comunicadora, pues, dijo, “su actitud” demuestra que no le tiene amor al puerto.

“Ustedes son periodistas, investigan todo, me extraña que hoy no investiguen que son zonas álgidas… ¿Díganme dónde está la alarma de la violencia? La alarma la ponen los medios. Si no cuidamos lo que aquí comemos, no sé de qué vamos a comer… ¿Por qué Cancún se mantiene callado? Porque todos hemos entendido que hay que comer algo”, dijo Abelina López.

Ante su declaración, otro reportero le preguntó a la alcaldesa de Acapulco si la población debe callar, pero ella optó por evadir la situación y se dirigió a los ciudadanos, a quienes incluso cuestionó su opinión de los medios de comunicación.

En medio del intercambio de señalamientos, Abelina López incitó a la ciudadanía a confrontarse con los reporteros. Los hechos ocurrieron luego de que anoche el comunicador Alfredo Cardoso Echeverría fue sacado violentamente de su casa ubicada en la Colonia Loma Bonita, para más tarde ser abandonado en otro punto de la ciudad con golpes y lesiones.