* Ayuntamiento de Acapulco, CAPAMA y DIF Acapulco, las entidades más morosas ante el ISSSPEG; juntas adeudan más de 597 millones 905 mil 713 pesos. 

» Ángel Blanco .
CHILPANCINGO. * 1 de julio de 2021.
) Acapulco.press.
Jubilados y pensionados del Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG) demandaron que los 23 ayuntamientos y entidades municipales que tienen adeudos pendientes con este sector vulnerable que entregó su vida a las instituciones y el servicio público liquiden o abonen sus cuotas sindicales antes de irse para que el ISSSPEG pueda apoyar a los extrabajadores que no tienen más ingresos que sus pensiones.

Si no liquidan sus deudas antes de culminar sus períodos de gobierno en octubre próximo, los 23 ayuntamientos heredarán a sus sucesores un adeudo histórico de 899 millones 877 mil 207.31 pesos, de los cuales solo entre el ayuntamiento  de Acapulco, que preside la morenista Adela Román Ocampo, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) y el DIF Acapulco, adeudan más de 597 millones 905 mil 713 pesos.

Según resultados de una investigación realizada por Acapulco Press, al recuento de los adeudos actualizados a este día, 30 de junio, Acapulco figura como el municipio más moroso en sus pago de cuotas. El adeudo actual de este ayuntamiento es de 298 millones 995 mil 871.91 pesos y el de la CAPAMA sumó 282 millones 867 mil 307.22 pesos. El DIF Acapulco se ubica en el tercer lugar de entidades morosas con 16 millones 42 mil 535.68 pesos. Juntos acumulan un adeudo histórico de más de 597 millones 905 mil 713 pesos

Los jubilados y pensionados consultados, señalaron que, en el caso de Acapulco, es muy lamentable que la presidenta del ‘partido de la esperanza’ no haya cumplido sus promesas con la clase trabajadora de su municipio.

Encuentro del director del ISSSPEG, Jesús Manuel Urióstegui, con la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo.

Recordaron que al tomar protesta el 1 de octubre de 2018 como alcaldesa, Adela Román Ocampo prometió que no gobernaría «espaldas del pueblo», ni les iba «a fallar». Y como «mujer de palabra» dijo también que su gobierno se apegaría a los principios de la Cuarta Transformación promulgada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de no «no robar, no mentir y no traicionar”, pero lamentablemente es todo lo que hizo no solo con los acapulqueños sino con los trabajadores, especialmente con los jubilados y pensionados que viven al día solo con lo que reciben de sus pensiones, las cuales han sido irregulares debido a que se no cumplió al cien por ciento el compromiso signado el 26 de agosto de 2019 con el director del ISSSPEG, Jesús Manuel Urióstegui Alarcón, cuando la presidenta se comprometió a buscar soluciones para cubrir el adeudo histórico del Ayuntamiento de Acapulco con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG).

Los documentos a que Acapulco Press tuvo acceso revelan también que figuran como morosos el Ayuntamiento de Chilpancingo (225 millones 192 mil 667.49 pesos), el Ayuntamiento de Taxco (16 millones 212 mil 273.25 pesos), el Ayuntamiento de Iguala (8 millones 600 mil 911.86 pesos), la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Iguala (CAPIMI) –5 millones 938 mil.85 pesos–, el Ayuntamiento de Tixtla (7 millones 649 mil 492.22 pesos), los Servicios Municipales de Agua Potable y Alcantarillad (SEMAPA) –2 millones 508 mil 563.61 pesos–, el Ayuntamiento de Leonardo Bravo (7 millones 558 mil 622.11 pesos), el Ayuntamiento de Atoyac (6 millones 691 mil 495.|4 pesos), el Ayuntamiento de Ometepec (5 millones 920 mil 946.35 pesos=, el Ayuntamiento de Cuajinicuilapa (4 millones 38 mil 920.54 pesos), el Ayuntamiento de Eduardo Neri (3 millones 208 mil 142.05 pesos), el Ayuntamiento de San Marcos (2 millones 739 mil 709.22 pesos), el Ayuntamiento de Ayutla (1 millón 990 mil 357.20 pesos), el Ayuntamiento de Arcelia (923 mil 485.89 pesos), el Ayuntamiento de Benito Juárez (607 mil 373.05 pesos), el Ayuntamiento de Tecpan (722 mil 375.70 pesos), el Ayuntamiento de Copala (576 mil 429.36 pesos), el Ayuntamiento de Tecoanapa (465 mil 625.19 pesos), el Ayuntamiento de Huamuxtitlán (198 mil 620.96 pesos) y el Ayuntamiento de Mártir de Cuilapan (181 mil 623.66 pesos).

Lo lamentable de estos adeudos históricos es que por la falta de las contribuciones de los municipios endeudados muchos de los jubilados y pensionados han fallecido o enfermado en el completo abandono.

Por tal motivo, los más de cinco mil trabajadores que han entregado su vida en las instituciones y el servicio público exigen a las autoridades correspondientes y al propio gobernador Héctor Astudillo Flores intervengan para que antes de irse los alcaldes de dichos ayuntamiento morosos se apiaden tantito de las condiciones difíciles que viven por la pandemia los jubilados y pensionados del estado que no reclaman más que un justo derecho para la subsistencia diaria de sus vidas.
www.acapulco.press