] CIUDAD DE MÉXICO. * 17 de mayo de 2021.
) Efe.

Marisol Tapia, madre del menor que murió en el accidente de metro de la capital mexicana; pidió este lunes la destitución de la directora de Sistema de Transporte Colectivo transporte, Florencia Serranía, y otros funcionarios.

«Se está pidiendo la suspensión de la directora del metro para no entorpecer ningún proceso que vamos a llevar a cabo»; dijo Tapia tras presentar una denuncia penal ante la Contraloría capitalina contra quien resulte responsable del accidente.

Brandon Giovanni, de 13 años, fue una de las 26 víctimas mortales del accidente del metro el pasado 3 de mayo, luego de que una viga de un puente elevado, entre las estaciones Olivos y Tezonco, en el oriente de la capital, cediera y provocara la caída de un tren de la línea 12 con pasajeros que quedó encallado en forma de «V».

De acuerdo con Tapia, quien pidió la destitución de la actual directora del metro, esta es necesaria; pues la funcionaria está ayudando a ocultar evidencias sobre el derrumbe.

Indicó que su exigencia no es solamente de justicia por la muerte de su hijo; sino que también quiere que se tomen las medidas para que una tragedia de este tipo no se vuelva a repetir.

Teófilo Benítez, abogado de Tapia, informó que la denuncia es contra las diferentes autoridades que han pasado por la administración del Sistema de Transporte Colectivo (STC) y del Gobierno capitalino.

Señaló que pedirán que el delito sea reclasificado a homicidio con dolo eventual en lugar de homicidio culposo, como fue catalogado por la Fiscalía capitalina.

Metro sin mantenimiento

Afirmó que pese a todo lo que gastó el gobierno capitalino, «jamás le dieron mantenimiento» al metro y no hubo una buena construcción.

Al ser cuestionada sobre la denuncia interpuesta por Tapia, la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, señaló este lunes que «nunca voy a entablar un debate una contradicción con alguna víctima o familiar de víctimas».

En conferencia de prensa, la funcionaria indicó que las víctimas y sus familiares están en su derecho de poner las denuncias que le correspondan y aseguró que la obligación del gobierno «es estar cerca de ellos y darles todo el apoyo que necesiten».