*  AMLO, a favor de la vulnerabilidad de la privacidad de 122 millones de mexicanos que usan telefonía móvil.
* “Con la creación de esta figura, no tengo duda, las autoridades competentes tendrán más elementos normativos para identificar la comisión de un delito”, avaló Manuel Añorve Baños,  senador priísta presidente de la Comisión de Estudios Legislativos.
* De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2019, el 88.9 por ciento de las extorsiones se realizaron vía telefónica. Estos delitos, advirtió, generan al crimen organizado más de 12 mil millones de pesos al año: Lucía Meza Guzmán,  presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.
* La reforma “propicia un sistema de vigilancia y hostigamiento indigno de un país democrático”, que transgrede la libertad de comunicación, atenta contra los derechos humanos y la privacidad de los datos personales, sostuvo la senadora panista Xóchitl Gálvez.
* «Es momento de abandonar la falsa disyuntiva entre respetar los derechos de las personas y garantizar su seguridad. La persecución de los delitos no puede ser pretexto para restringir las libertades y derechos de las y los mexicanos»: Claudia Ruiz Massieu Salinas, senadora del PRI.

SENADO DE LA REPÚBLICA. * 19 de abril de 2021.
] La Jornada Online / Apro.

Con una votación dividida, de 54 a favor, 49 en contra y diez abstenciones, el Senado aprobó en lo general la minuta con las reformas a la Ley de Federal del Telecomunicaciones y Radiodifusión, por la que se crea el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que obliga a los 122 millones de usuarios de celulares a registrar sus datos biométricos, es decir, huella dactilar y facial, así como el iris de los ojos.

No registrarse en ese padrón o hacerlo de manera extemporánea será motivo de la cancelación definitiva de la línea telefónica y de una multa de 89 mil 692 pesos.

Toda la oposición votó en contra, por considerar que viola derechos constitucionales de los usuarios, al exponer datos sensibles, al establecer un padrón similar al que fracasó en el régimen de Felipe Calderón. Del lado de Morena, votó en contra la senadora Jesusa Rodríguez y diez legisladores Morenistas y del PT, entre ellos Napoleón Gómez Urrutia, se abstuvieron.

La senadora de Morena, Lucía Meza, presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, comentó, al presentar el dictamen, que se busca reducir los delitos de extorsión y secuestro que dejan ganancias a la delincuencia organizada estimadas en 12 mil millones de pesos anuales.

“De acuerdo con el INEGI en el año 2019, uno de cada cinco delitos cometidos fue una extorsión. En el año 2019 se cometieron 4.6 millones de extorsiones, lo que representa 9 extorsiones por minuto. (…) Esto le genera a la delincuencia organizada los delitos de extorsión y secuestro, principalmente, más de 12 mil millones de pesos al año”.

Sin embargo, panistas, priístas, perredistas y senadores de MC advirtieron que acudirán a la Suprema Corte en cuanto se promulgue la controvertida ley. Claudia Ruíz Massieu, del PRI, afirmó establecer ese padrón violenta la presunción de inocencia y pone en riesgo la seguridad de las personas usuarias del servicio de telefonía celular, porque presume culpable de cualquier delito al titular de la línea registrada, si el número telefónico es usado para cometer un delito, el usuario queda en total indefensión”.

Además, agregó, e la obligación de entregar datos biométricos atenta contra derechos fundamentales de los usuarios y su privacidad, pese a que en el dictamen se establece que la información contenida en ese padrón será confidencial y reservada en los términos de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados y de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

Ruíz Massieu hizo notar que ese padrón es similar al que se instituyó en la administración de Felipe Calderón y debió cancelarse dos años después, por sus resultados negativos. Agregó que es una pena que Morena se esté acostumbrando a aprobar reformas autoritarias.

Por su parte, el coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, advirtió que el padrón es un “coctel” de violaciones a la Constitución, una suma de afectaciones a diversas garantías, sin duda lejos de coadyuvar a la lucha contra la inseguridad van a fomentar otras prácticas.

Por ello, habrá acciones de inconstitucionalidad, hasta juicio de amparo por muchos de los usuarios, porque hay retroactividad de la ley, ¿cómo te van a obligar retroactivamente a que te registres?, y sino en treinta días te van a cancelar la línea”.

El senador sin partido, Emilio Alvarez Icaza, desde tribuna – ya que algunos legisladores acudieron al pleno, pese a que fue una sesión digital – puso una grabación del coordinador de Morena, Ricardo Monreal, del 2011 cuando se manifestó en contra del primer padrón.

Falta la votación en lo particular. 10 senadores presentaron reservas.

REACCIONES ENCONTRADAS

La presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, Lucía Meza Guzmán, informó que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2019, el 88.9 por ciento de las extorsiones se realizaron vía telefónica. Estos delitos, advirtió, generan al crimen organizado más de 12 mil millones de pesos al año.

Ante este escenario, aseveró la senadora, la propuesta busca darles mayor control y herramientas a las autoridades para evitar el uso indebido de las líneas telefónicas.

El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Manuel Añorve Baños, asentó que “con la creación de esta figura, no tengo duda, las autoridades competentes tendrán más elementos normativos para identificar la comisión de un delito”.

Por Movimiento Ciudadano, el senador Noé Castañón Ramírez aseguró que el dictamen, más que ayudar a combatir a la delincuencia, fomentará otro tipo de ilícitos y generará un gasto innecesario por parte del Gobierno federal, para la creación del padrón.

Ricardo Velázquez Meza, senador de Morena, expresó que esta medida no vulnera los datos personales de los usuarios, sino que trata de enmendar un problema que los gobiernos anteriores no quisieron abordar, “por no tocar sus intereses con las empresas de telecomunicaciones”.

La senadora de Acción Nacional, Xóchitl Gálvez Ruiz, advirtió que la reforma “propicia un sistema de vigilancia y hostigamiento indigno de un país democrático”, que transgrede la libertad de comunicación, atenta contra los derechos humanos y la privacidad de los datos personales.

A nombre de PT, el senador Joel Padilla Peña dijo que existe gran preocupación porque esta reforma invade la privacidad, pues no incluye mecanismos para proteger los datos personales.

El senador Emilio Álvarez Icaza dijo que en estos momentos nuestro país requiere recursos para disminuir la brecha digital en medio de la pandemia, pero no para controlar a los ciudadanos.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, del PRD, calificó el articulado del dictamen como un “coctel” de violaciones constitucionales y de afectaciones a diversas garantías, como la presunción de inocencia.

Por el PVEM, la senadora Alejandra Lagunes Soto Ruíz manifestó que la creación del Padrón tendría un alto costo económico, pues “tan sólo al IFT, le implicaría un costo aproximado de 109 millones de pesos el primer año y de 88 millones para los años consecuentes».

Claudia Ruiz Massieu Salinas, senadora del PRI, indicó que es momento de abandonar la falsa disyuntiva entre respetar los derechos de las personas y garantizar su seguridad. La persecución de los delitos -acotó- no puede ser pretexto para restringir las libertades y derechos de las y los mexicanos.

AMLO, A FAVOR DEL PADRÓN DE USUARIOS

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio su respaldo a la creación de un padrón de usuarios de telefonía móvil que requerirá que los usuarios den sus datos personales y biométricos.

Al respecto, el presidente reconoció que hubo “mucha polémica” pero consideró que no puede haber nada por encima de “la seguridad”.

“Es un asunto de seguridad para la protección de los mexicanos. Las empresas argumentan que se limitan sus ventas, pero está de por medio la seguridad de la población. […] No puede haber un negocio por encima de la seguridad del pueblo”, insistió el mandatario.

En la conferencia mañanera del pasado miércoles, el mandatario admitió que las empresas de telefonía móvil “no ven con simpatía” la integración del padrón, pero recordó que la solicitud de datos biométricos se aplica en otros trámites como el caso de los bancos, indicó.

También, reconoció que existe una preocupación ciudadana por el uso de los datos personales obtenidos a través del padrón y se comprometió a que el gobierno federal no realizará acciones de “espionaje” o “violación» de libertades ciudadanas.

El titular del Ejecutivo federal puso como ejemplo la facilidad de obtener tarjetas para dispositivos móviles que luego son utilizados para cometer delitos como secuestro y extorsión.

Por ello defendió la creación del padrón, argumentando que es necesario tener un registro de telefonía móvil para “cuidar a la población”.