CIUDAD DE MÉXICO. * 3 de agosto de 2021.
) OEM.
Este martes, al menos operadores de ocho mil pipas de gas LP iniciaron un paro indefinido en la Ciudad de México y el Estado de México en rechazo a las nuevas tarifas del producto, pues consideras que los precios designados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) afecta sus comisiones.

“Hacemos esta suspensión de actividades porque no hay condiciones de precio que nos permitirán tener un margen operativo”, señaló José Adrián Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México.

A este paro pacífico se espera la suma de estados como Tlaxcala, Veracruz, Puebla e Hidalgo, y la razón es la misma: «No se puede vender un producto por debajo de su costo.

«El precio de 11.52 pesos por litro para la capital del país es apenas el precio de operación de las plantas de distribución y las pipas, que son los socios comerciales de las plantas como comisionistas, y no empleados de la misma», por lo que los precios fijados por la CRE  «no deja margen de ganancia a los comisionistas», señaló el líder de los gaseros en la capital del país.

«Si Pemex va a recibir un subsidio de mil 100 millones de pesos mensuales, es posible sostener los precios del gas LP, pero es irónico querer vender un combustible más barato cuando todo, producción y distribución, salen de los mismo impuestos que se le cobra a la gente», expresó.

Los comisionistas afectados son alrededor de 16 mil;  «con ese precio estipulado el 1 de agosto por Comisión Reguladora de Energía (CRE) no se tienen ni 100 pesos de utilidad al día, por eso las plantas –al no tener garantías laborales– van a empezar a cerrar, advirtió Adrián Rodríguez, quien aclaró que de ninguna manera este paso afectará a clientes prioritarios hospitales, comedores públicos o instalaciones vulnerables o áreas Covid, ya que estas instituciones sostienen contratos directos con Pemex.

Po último, los inconformes suscribieron que «el árbitro no es la CRE, sino la
Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) quien avala si hay o no condiciones para precios máximos del combustible gaseoso.